El deporte crece a un ritmo de vértigo. ¿Lo hace también el deportista?

//El deporte crece a un ritmo de vértigo. ¿Lo hace también el deportista?

El deporte crece a un ritmo de vértigo. ¿Lo hace también el deportista?

Os presentamos al primero de nuestros colaboradores, que nos va a asesorar profesionalmente sobre el servicio de nutrición deportiva dentro del fútbol y fútbol sala y recuperación de lesiones.

Raúl Luzón trabaja con deportistas profesionales, amateurs y fútbol base y nos habla de la importancia de la alimentación en todos los que practican cualquier deporte.

¿Os habéis dado cuenta del creciente número de personas que practican deporte a día de hoy?

Todos tenemos algún amigo triatleta, ciclista, “runner” o jugador de pádel. Vayamos a los datos. La San Silvestre Madrileña es el ejemplo perfecto, ya que la evolución de la participación es brutal. En 1999 hubo 6.500 corredores. En 2005, 17.500. Y en 2013, en su 50º aniversario, 40.000. Y porque el ayuntamiento lo limitó. En lo que respecta al número de carreras populares, se han disparado un 50% desde 2008, llegando a celebrarse hasta un total de 3.500 al año. Se estima, además, en 2,5 millones el número de personas que practican el running en España de forma más o menos recurrente.

No me quedaré ahí. ¿Sabías que un 38,7% de la población española (2015) que practica deporte prefiere el ciclismo frente a otras disciplinas?, es casi el doble de los que lo practicaban hace cinco años, fecha de la anterior encuesta. ¿Y qué el número de licencias federativas en triatlón y pádel entre los años 2009 y 2013 aumentó en 11.000 y 17.000 deportistas respectivamente?

¿Increíble verdad? A mí me lo parece. La fiebre por el deporte es en definitiva una fiebre por la mejora en las capacidades física y mental. Mental desde el punto de vista de las relaciones personales y lo atractivo de lo “social”, que hace que los hábitos se instauren por el simple hecho de la pertenencia a un grupo, de la superación personal y la consecución de objetivos. Físico en el sentido de ser capaces de llegar más lejos y hacerlo más rápido, de encontrarnos mejor en el día a día y, en consecuencia, mejorar nuestro estado de salud general.

¿Qué patas sostienen este banco?

A día de hoy todo ha cambiado, no sirve solo con ponerse unas zapatillas, sacar la bici o echarse la pala al paletero. El deporte crece y el deportista lo hace al mismo tiempo. Las pruebas de esfuerzo, estudios biomecánicos o el paso por el Podólogo y Fisioterapeuta, son ya aspectos instaurados en la cultura del deportista. Otros, como la planificación deportiva con un Entrenador Personal, el refuerzo emocional con el Psicólogo Deportivo o el seguimiento de la alimentación junto al Dietista-Nutricionista están empezando a cobrar importancia. Nos quedaremos con este último.

Comer es aquello que hacemos todos los días del año, varias veces al día. Parece sencillo pero realmente tiene su “miga”. Adaptar tus tomas según los entrenos, planificar estrategias adecuadas pre y post entrenamiento e hidratación o llevar a cabo buenas elecciones de alimentos e incluso de las técnicas de cocina, son puntos a tener en cuenta si deseas mejorar tu composición corporal y rendimiento.

 

En vuestra cabeza rondan mil ideas, mil carreras, pero, ¿te planteas empezar a tomar el control sobre la alimentación? ¿Eres consciente de la importancia que tiene para tus jugadores y para el equipo? ¿Sabes que puede ser clave en el éxito o fracaso del futbolista en su etapa formativa y/o profesional?  Si no lo haces, en mi opinión, deberías hacerlo. Quítate de la cabeza que éste aspecto es un olimpo reservado a los dioses del deporte, los profesionales, ya que todos y cada uno de vosotros sois deportistas de igual modo. No es algo inalcanzable y os recuerdo, es algo que hacéis todos los días del año y varias veces al día (¡más incluso que practicar deporte!).

Y como punto final, tener claro algo importantísimo: Los beneficios de llevar a cabo una planificación nutricional adaptada a tus características, gustos, preferencias, posibilidades y objetivos no solo te permitirá mejorar día a día, sino que tú día a día sea mejor.

 

 

Raúl Luzón Herranz. Graduado en Nutricón Humana y Dietética y Diplomado en Fisioterapia por la Universidad de Zarzagoza. Fisioterapeuta y Nutricionista Fundación Real Zaragoza (2008-2016). En la actualidad, realiza asesoramiento nutricional y fisioterapeutico a pacientes en varios centros de la capital aragonesa. Participa en diferentes medios haciendo labor divulgativa, además de realizar charlas y conferencias. Encabeza el área nutricional en proyectos con jóvenes deportistas y trabaja con centros de restauración elaborando menús saludables. Colabora con la Facultad de Ciencias de la Salud y del Deporte de Huesca codirigiendo Trabajos Fin de Grado. Desde el año 2010-actualidad, forma parte de la Junta de Gobierno del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Aragón, en calidad de Tesorero.

By |2017-05-23T15:52:55+02:00mayo 23rd, 2017|Nutrición|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment

2 × 2 =

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información aquí. política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies